Estimulación Temprana

//Estimulación Temprana
Estimulación Temprana 2017-07-04T15:45:59+00:00

El método Glenn Doman o método de estimulación temprana de la inteligencia es un programa que proporciona información al cerebro, a través de los sentidos antes de alcanzar una madurez neurológica para desarrollar al máximo sus potencialidades.

Pretende realizar una estimulación de las neuronas a todos los niveles, al ser estimuladas éstas establecen entre ellas conexiones sinápticas que se reforzarán cada vez que se ponen en funcionamiento.

El programa persigue, por un lado facilitar información a los niños para aumentar sus conocimientos, favorecer el crecimiento cerebral y su maduración neurológica, aumentar sus posibilidades intelectuales y estimular su curiosidad en la edad infantil (3 – 6 años) que es la edad en la que mayor deseo se tiene de aprender.

Desde este método trabajamos la inteligencia en todo su concepto, considerando la dimensión física, afectiva, social, intelectual y moral, proponiendo la necesidad de estimular 6 capacidades en el niño: auditiva, visual, táctil, móvil, lingüística y manual.

No trata de acelerar el desarrollo cognitivo del cerebro de los niños, sino de evitar frenar o retrasar su capacidad de aprendizaje.

Este método se realiza a través de dos fases:

Bits de inteligencia:

El pase de BIT que son unidades de información ofrecida a los niños por medio de imágenes grandes, concretas y bien definidas, organizadas por categorías que se presentan como estímulos visuales y auditivos.

Trabajo psicomotriz:

  • Gateo, arrastre, patrón cruzado – el gateo ayuda a desarrollar la visión de puntos cercanos, es la clave de operaciones cerebrales muy sofisticadas como la lectura y la escritura y ofrece una gran oportunidad para sentar las bases del proceso de lateralización (determinación de la dominancia manual, ocular, auditiva y podal). Con estos ejercicios facilitamos el desarrollo de la fuerza y agilidad, mejoramos la eficiencia del sistema respiratorio, el desarrollo de la coordinación. El niño mejora en el autoconocimiento corporal y la lateralidad en general, algo indispensable en la lectoescritura.
  • Braqueo – Los beneficios del braqueo en el ámbito de la escritura son sorprendentes, desarrolla la habilidad manual, permite mayor facilidad y destreza al escribir, mejora la convergencia ocular, permite la oposición ocular, desarrolla la lateralidad, el tórax, mejora la capacidad pulmonar para poder manejar cualquier situación física fácilmente, desarrolla la musculatura superior, mejora la oxigenación al cerebro y garantiza salud a la columna vertebral.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies